Ads 468x60px

18 de marzo de 2005

Paciencia

1 comentario:
Del gran poeta Chicheño y Tupiceño el Dr. Oscar Vargas del Carpio esta poesía, que en mi modesta opinión a pesar del tiempo transcurrido, desde su creación, sigue vigente. Tomada de la página de Acción Nacional Chicheña http://www.los-chichas.com/
-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-
Paciencia
Dr. Oscar Vargas del Carpio
PACIENCIAOtra vez la palabra:
Paciencia...

Paciencia..
¿Paciencia hasta cuando..?
el repique sin ecos de cobardía y sombra,
la insensata mentira de
nuestro mundo hipócrita:
¡PACIENCIA!

Cuando niño,
Cuando andaba descalzo en los inviernos,
rotoso y despeinado,
Y en la escuela me hacían el vacío,
-¿Por qué?..-
yo preguntaba a mi madre.

-¡Paciencia!..-
se alzaba la respuesta para
enjaularme el alma.

Cuando los niños ricos
Tenían Noche buena,
Y Melchor,
Y Gaspar y Baltasar,
Rociaban de juguetes sus ventanas.

-¿Por qué?...- yo preguntaba-,
¿se olvidaron de mí?
¿es que Dios solamente es de los ricos
O ... soy un niño malo?...-
... Y en la noche sin sombras de mi infancia
se encendía el ¡Paciencia!
Como un rezo
De absurda mansedumbre...

... Y hoy.. ¡Paciencia!
Otra vez
Otra vez el gargajo
Sobre el hondo negror de nuestra calma.

Paciencia ante el ejército de hambrientos,
Ante los niños tristes
Que caminan sin risa por la infancia,
Ante las prostitutas
¡Pobres vírgenes pálidas!,
-Pitonisas de Safo ante el Altar del Mundo-
Paciencia ante la Infamia, y
¡paciencia ante la injusticia!

Paciencia ... ¡pero no!,
Paciencia tuvo Cristo y lo mataron,
Y paciencia es el pueblo ... ¡y es esclavo!
¿Paciencia? ... ¡No!
La Impaciencia es la Vida,
impaciencia es el tiempo que no espera
Impaciencia es el grito que no aguarda
Para ¡clavar su voz en el mañana!...

Paciencia
¿Cuando la vida avanza y
Los rebeldes cantan?
¿Cuando revienta el pecho
En cuajaron de sangre?,
¿Cuando hay tanto que hacer
Sobre la tierra?...

¡Paciencia no!
Moverse y agitarse y luchar ...
Y cantar ¡Sin esperar!
Paciencia no,
Paciencia tuvo Cristo y lo mataron,
Paciencia NO ¡¡MIL VECES NO!!.

10 de marzo de 2005

La Fiesta de Reyes

1 comentario:
Ahora permitanme compartir con ustedes la letra de esta canción muy querida y que nos trae, a quienes vivimos lejos del pago querido, la añoranza de nuestra tierra.
Dejo, entonces, para ustedes esta composición de nuestro querido compositor tupiceño Dn. Willy Alfaro C. que se la conoce como La Fiesta de Reyes o Tonada para Remedios, que aunque parezca increible la encontré en una página sobre folklore argentino (http://www.geocities.com/cantoargentino/rst/tonadapararemedios.html) en la que felizmente sí la identifican como una tonada boliviana.

Sobre la letra que encontré estoy aumentando la penúltima estrofa, así como la recuerdo y para terminar, a lo que me acuerdo nomás, incluyo tambíen la última (espero no estar metiendo la pata)

¡Grande Willy!
-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-

Desde la banda he venido
pisando sobre las flores.
Desde la banda he venido
pisando sobre las flores.

Como soy muchacho tierno
vengo rendido de amores.
Como soy muchacho tierno
vengo rendido de amores.

Por esa banda, por ese rosal,
me has hecho lo que has querido,
pero me lo has de pagar
subite a las ancas, Marcelina.

Churo vamos a galopar,
copleando por el camino,
cruzaremos el Toroyoc,
banda a banda había crecido.

Marcelina dame alcohol,
cigarrito pa´fumar,
la fiesta va a comenzar,
machadito ´i terminar.

Como soy muchacho tierno
vengo rendido de amores.
Como soy muchacho tierno
vengo rendido de amores.

Por esa banda, por ese rosal,
me has hecho lo que has querido,
pero me lo has de pagar
subite a las ancas, Marcelina.

Churo vamos a galopar,
copleando por el camino,
cruzaremos el Toroyoc,
banda a banda había crecido.
Mi poncho al hombro pintudo,
la canción está en mi pecho,
cajita golpea guitarra que pa´cantar
yo t' hecho.

Marcelina dame alcohol,
cigarrito pa´fumar,
la fiesta va a comenzar,
machadito ´i terminar.

3 de marzo de 2005

La Tupiceña

No hay comentarios.:
"La Tupiceña" es el nombre que tiene una particular forma que tenemos de jugar al cacho los tupiceños (obviamente), este juego que prácticamos en las noches de bohemía, generalmente los viernes, tiene las siguientes características (espero describirlas correctamente):
  • Se puede jugar en parejas, trios o cuartetos (recién lo hice con quintetos) y tambien jugador contra jugador.
  • Dependiendo del número de jugadores en cada equipo se deberán realizar obligatoriamente una anotación si se juega en duos, dos si en trios, etc.
  • Todos los tiros de mano se respetan (se anotan obligatoriamente) y se juega con una sola grande.
  • En el primer tiro se puede voltear un dado y anotar el tiro o pasar el valor del juego a su compañero en calidad de sobre (el siguiente juega sobre full, sobre dos ases, etc.), pero si el lance no le convence el jugador podrá lanzar nuevamente, con la única condición que deberá introducir todos los dados en el cubilete, debiendo voltear obligatoriamente dos dados en el segundo tiro.
  • Como habrán visto es el clásico "un tiro un volteo, dos tiros dos volteos" con las variaciones que lo hacen diferente, quizá más difícil que otros de su estilo inventadas no se cuando por un paisano (¿quien y cuando lo inventaria no?).
  • El juego termina cuando alguno de los equipos saca un apaga-luz o cuando se anotan todas las casillas, en cuyo caso gana el equipo con el mayor puntaje, claro que es de caballeros reconocer, antes de llenar todas las casillas, que se perdió el juego y pedir se pase al siguiente (cuando el otro equipo tiene unas anotaciones inalcanzables).

Aquí en La Paz un grupo de paisanos (La Pesada Tupiceña) nos reunimos en el Club 16 de Julio, 5to. piso sobre la avenida 16 de julio (El Prado) y le aplicamos unas manitos de este hermoso juego, acompañados por unos deliciosos chuflays.

Hace 15 días estuvimos reunidos en dicho local un montón de paisanos, espero no olvidar a ninguno: El Quintin Llanos (de visita en ésta ya que vive en USA), su primo el Jaime (sólo lo vemos cuando llega Quintin), Emilio Uzqueda que tambien sólo aparece junto al Nacho Andrade cuando llega el susodicho visitante, de los asiduos estaban el Flaquito Murillo, los hermanitos Jaurequi (sí el Hugo y el Enrique), el Cochalo Pereira, el Negrito Chambi y este servidor.

Siendo diez jugadores, armamos dos equipos de cinco cada uno, y el juego empezo con mucho entusiasmo y emoción unos tomando chuflay y otros whisky (caramba con los paisanos que estamos cambiando de gusto).

En el transcurso del juego que transcurría entre bromas, risas y tragos llegó un momento en que el otro equipo (los Jauregui, Emilio, Cochalo y Flaquito) nos iban ganando por 4 canchas a tres, momento en que el Nacho propuso jugar por dos puntos a lo que el Enrique respondío "Empaten primero", medio apurados pero no vencidos iniciamos el siguiente juego y cuando parecía que nuevamente nos iban a ganar apareció la mano salvadora del Negrito Chambi plantando un "Apaga luz de ases" dejando, para alegria nuestra, quietitos a nuestros ocasionales adversarios (como se dice en el pago "sin tijcho les ha dejado").

Ganada esa cancha el marcador se puso 5 - 4 a nuestro favor (el apaga luz vale doble) cuando en este momento el Enrique propuso jugar por doble inmediatamente la respuesta emitida por nuestro equipo fue "empaten primero", en fin luego de 3 o 4 partidos más ganamos definitivamente el juego, pedimos la cuenta, se calculó cuanto le correspondía pagar a cada uno y una vez pagada la cuenta (tres botellas de singani y 1 de whisky) se retiraron los compañeros quedando Quintin, Nacho, Jaime, Emilio y yo, para luego dirigirnos a "Las Velas" donde nos servimos unos ricos anticuchos, el Nacho con su cerveza, el Emilio le puso (creo que junto al Jaime) tambien un silpancho, momento en que Quintin y yo nos despedimos, como se dice "cada Carcancho a su rancho".

En fin que fue uno de los juegos de cacho más emocionantes que recuerdo.

Quizá algún día comente en este espacio sobre "Las Velas" espacio donde los noctambulos recalan para terminar la jornada chupística con unas chelas (cervezas), anticuchos, silpanchos, chorizitos, etc.

1 de marzo de 2005

La Importancia de la Ñ

1 comentario:
Dejo a su consideración este poema que llegó al buzón del Quintacho y que recalca la importancia que tiene para nosotros los castellano hablantes (¿se dice así?) esa letra tan simpatica que se encuentra sólo en nuestro alfabeto y que álgunos intentaron, sin suerte, que desaparezca.

Espero que el nombre del autor esté correctamente escrito.
-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-

La Importancia de la Ñ
Alberto Llaviá

En el idioma español,
la eñe es muy importante,
y en todo computador
debe ser una consonante.
Tan importante es la eñe
que sin ella yo no sueño,
y aunque te parezca extraño
no me estriño ni me baño
Aunque sin eñe no hay daño.
resultaría dañino,
que nos faltara el empeño
y no existiera el cariño.
Para mi linda limeña
no habría una piel de armiño.
Tampoco habría cabañas
para albergar a los niños.
Sin eñe yo no te riño,
y aunque tampoco regaño,
me sentiría muy triste
sin decirte que te extraño.
Sin sonido de zampoñas
sin beber un vino añejo
en una peña criolla.
¿Qué gracia tiene el festejo?
¿Acaso habría buñuelos
o chuño para la niña.
Como lo hacía el abuelo
con sus trocitos de piña?.
No existiría el otoño
sin la eñe en nuestras letras .
Y tampoco habría moño,
donde prender las peinetas.
Parecía muy extraño
que Bill Gates no la pusiera,
quedaba como un tacaño
y cómo si tan caro fuera!
Bueno, basta de regaños.
Porque ya me vino el sueño
y aunque pongo mucho empeño
los ojos me hacen extraños.
Termino pidiendo a todos
los que hablan el español,
Defiendan la EÑE ¡Coño!
que así el idioma es mejor

Novedades en tu Mail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner