Ads 468x60px

29 de octubre de 2007

N.N...

Promediaban las 00:30 del día domingo, cuando una patrulla del 110 arribó a un hospital de la ciudad de La Paz, bajó un policia pidiendo una camilla mientras otro de los ocupantes abría la puerta trasera de la patrulla, dentro de la cual se podía distinguir un cuerpo tendido.

Pasados unos minutos, vimos salir a dos enfermeras con una camilla en la que, ayudadas por los policias, tendieron el cuerpo de un joven, mientras oimos que comentaban "...está bien borracho, como toman tanto..." Cuando salió el médico de turno (que en este caso era una dama) escuchamos que luego de revisar rápidamente al sujeto, alumbrada por la luz de una linterna, decía "...no sólo es alcohol, además le ha puesto alguna droga... sus ojos están totalmente dilatados... ...pero no tiene ninguna identificación... no puedo hacer nada... mirá a ver... no puedo hacer nada.... voy a llamar al 118 que se lo lleven... yo no puedo hacer nada... no tiene ninguna identificación..." (frases que pudimos captar, así, entrecortadas por la distancia en que nos encontrábamos.

Luego la vimos realizar una llamada por el teléfono celular, suponemos que a la línea 118 que mencionó ¿118 es un servicio de urgencias no? y entrar en el hospital, seguida por las enfermeras y los policias que, pese a la renuencia de la doctora, introdujeron la camilla en la recepción.

Mientras la camilla con el joven permanecía en la recepción, sin que éste reciba atención alguna, uno de los policias salió y se comunicó con su superior y, entre otras cosas, escuchamos: "...sin identificación es un N.N."

Pasados algunos minutos y cuando la patrulla ya se había alejado de la puerta, vimos nuevamente a la doctora y enfermeras que intentaban obtener información de la persona que se encontraba en la camilla, así escuchamos que dictaba algún número de celular, que era repetido por una de las enfermeras: "720..." "¿3...?" Y captamos que su nombre era... ¿Manuel?. No sabemos si se comunicaron con algún pariente del joven, pero afortunadamente escuchamos que la doctora ordenaba que lo llevaran a uno de los consultorios de emergencia.

¿Jodido no? Si te pasó algo en la calle y tienen que llevarte a un hospital, si no tienes identificación y no te encuentras en condiciones de dar tus datos no te atienden. ¿Es para asegurarse de que alguién correrá con los gastos? ¿Los médicos no deberían atender primero y preguntar despues? ¿Cuanto vale una vida?

Bueno, eso vimos y escuchamos y, salió la siguiente reflexión "Por si tienes la desgracia de caer en un hospital, no interesa el motivo, asegurate de tener identificación y datos de personas que puedan responder por tí y, como los documentos se pueden perder, lo mejor será que vayas por el mundo con tu nombre, dirección y teléfonos de contacto tatuados en un lugar lo suficientemente visible de tu cuerpo, para que ningún médico dude en atenderte. ¡ Evita pues ser un N.N.!

¿El juramento Hipocrático? ¡hmmm....! ¿por qué me suena a juramento hipócrita?



Publicado en El Semanal Nº 52 de El QuinBolivia


4 comentarios:

  1. La salud, los hospitales, las clínicas en La Paz, o para decir Bolivia, son purgatorios para los enfermos. Ruega no enfermarte y tener una emergencia en nuestra ciudad. Si no, pregunta a toda la gente que se endeuda hasta su enécima generación para poder ir a una clínica en Santiago de Chile, o los y las que ruegan ahora a algún dirigente del MAS para que le qyuden a conseguir un lugar en alguna solidaria clínica en la Habana...

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, roguemos... aunque afortunadamente también hay muy buenos médicos y con verdadera vocación de servicio. Me pregunto si la situación observada no será producto del dilema al que se enfrentan los médicos de emergencia entre atender a todo el que llega o conservar su empleo.

    Gracias por visitarme.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. por fin llegué a tu blog

    buen consejo

    nn

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué bueno! ...ya era tiempo ¿no? ¡Gracias che!

    Un abrazo compañero,

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Lo que opinas sobre nuestras publicaciones, es una motivación para seguir compartiendo contigo.

Novedades en tu Mail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner