Ads 468x60px

1 de mayo de 2009

¿Sirven para algo las mascarillas?

Enviado por El Quintacho a través de Google Reader:

vía Cosas sencillas de Toni el 30/04/09

En los noticiarios, a todas horas vemos imágenes sobre todo cuando comentan sobre gripe porcina, con gente con mascarillas. Es una de las imágenes que nos viene a la mente la de los ciudadanos en México caminando por las calles con el rostro semicubierto. Pero acabo de encontrar un artículo de BBC Mundo que hace la siguiente pregunta ¿Sirven para algo las mascarillas?

Pero si el brote de gripe porcina, nos tiene a todos confundidos, más aún nos tiene el tema de las mascarillas, si realmente sirven realmente para evitar la propagación del virus. Pues la porosidad de las mascarillas permite fácilmente el paso de las partículas.

Parece ser que el efecto es más psicológico, que práctico, la gente se siente más segura llevándolas, más tranquila, y no les hace ningún daño. Las cosas, sin embargo, podrían no ser tan simples.

Los expertos, se muestran escépticos sobre la utilidad de las mascarillas para proteger contra la influenza, hay poca evidencia de que las mascarillas ofrezcan protección alguna.

Por otra parte, el repartir esas mascarillas, sólo ha servido para despertar desconfianza y sembrar el pánico, y esto es lo primero que se debe evitar.

La evidencia científica no demuestra que el uso general de mascarillas en personas que no están enfermas tenga algún efecto.

En algunos países han reservado el uso de las mascarillas y de guantes especiales para los empleados del sistema sanitario, particularmente aquéllos que están en contacto constante con víctimas potenciales. Los expertos afirman además que estas personas deben utilizar mascarillas especiales con un filtro que evita el paso de algunas partículas en el aire, pero que son más costosas porque deben ser hechas a la medida del rostro.

El virus de gripe porcina, recordemos, se transmite como cualquier virus de gripe, por partículas de agua propulsadas hasta un metro cuando una persona contagiada estornuda o tose.

También puede haber contagio al tocar una superficie contaminada (donde la persona enferma ha tosido o estornudado) donde el virus puede sobrevivir algunas horas (dos horas o más dependiendo de la humedad del lugar) y después llevarse la mano a la boca o nariz.

Es por eso que las mascarillas con filtro son mucho más efectivas que las quirúrgicas estándar o las mascarillas contra polvo que se usan en construcciones, y sobre todo que las mascarillas de papel que son totalmente inútiles.

Un virus como éste no puede contagiarse caminando por las calles, se necesita estar cerca de una persona contagiada, por lo tanto los trabajadores de salud son quienes tienen más probabilidades de entrar en contacto con el virus y los que pueden propagarlo.

Ningún tipo de mascarilla, puede evitar en un 100% que las partículas se filtren. Y a medida que éstas se humedecen se vuelven menos efectivas. Algunos piensan que podrían ser útiles si las usan las personas con síntomas de gripe para evitar que propaguen la infección. Pero esto, creen los expertos, podría dar a la gente un falso sentido de seguridad.

Algunos piensan que si estornudamos con una mascarilla el virus quedará contenido, y por eso se cree que si todos las usamos podría frenarse la propagación. También se cree que se puede evitar si se le pide a la gente que tiene gripe que use mascarilla. Pero para cuando la gente ya está diagnosticada ya es demasiado tarde. Otro problema es que cuando alguien estornuda suele quitarse la máscara. Así se está dando un falso sentido de seguridad a la población.

Además las mascarillas no son trajes bioquímicos. Obviamente sólo nos cubren una parte del cuerpo, pero nuestras manos y nuestra ropa también pueden tener el virus. Cuando la gente lleva una mascarilla cree que está protegida y que está bien seguir acudiendo a áreas donde hay muchas gente.

Una recomendación que no falla, son las medidas de higiene básicas, que son la clave para evitar la transmisión de la infección:

  • cubrirse la boca con un pañuelo desechable cuando se tose o estornuda.
  • lavarse las manos después de estornudar o de tocar superficies que puedan estar contaminadas.
  • desinfectar las superficie que puedan estar contaminadas.

En cuanto a las mascarillas, dicen los expertos, que son "mejor que nada" cuando es imposible evitar el contacto cercano con un individuo contagiado o potencialmente contagiado. Pero una mascarilla puede usarse continuamente hasta 10 horas, pero si durante ese tiempo la persona se la retira de la cara ésta debe ser reemplazada.

Cosas que puedes hacer desde aquí:

1 comentario:

  1. habia escuchado eso de que era efecto placebo, pero bueno esto es todo tan conuso que no me extraña.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Lo que opinas sobre nuestras publicaciones, es una motivación para seguir compartiendo contigo.

Novedades en tu Mail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner