Ads 468x60px

12 de mayo de 2011

El éxito consiste en no hacer enemigos

Envíado por nuestra amiga Xenia, lo comparto con ustedes...

Max Gehringer - Administrador de empresas y escritor, autor de varios libros sobre carreras y gestión empresarial, nos brinda este artículo, tan real como la vida misma.
 
En las relaciones humanas y en el trabajo, existen sólo 3 reglas:

Regla número 1:

Los Colegas pasan, pero los enemigos son para siempre.
 
La chance de una persona de recordar un favor que tu le hiciste va disminuyendo a un 20% al año.
 
Cinco años después, el favor será olvidado.
 
No tiene sentido cobrarlo.
 
Pero la chance de que alguien se acuerde de una ofensa se mantiene estable, no importa cuánto tiempo pase. Ejemplo: Si tu le diste la mano para felicitarlo a alguien en el 2000 y la persona ignoró tu mano extendida, tu aún te acordaras de eso en el 2011.

Regla número 2:

La importancia de un favor disminuye con el tiempo, mientras que la importancia de una ofensa aumenta.
 
El Favor es como una inversión a corto plazo.
 
La Ofensa es como un préstamo a largo plazo.
 
Un día, este préstamo será cobrado, y con intereses.

Regla número 3:

Un colega no es un amigo.
 
Un Colega es aquella persona que, durante algun tiempo, parece un amigo.
 
Muchas veces, hasta parece el mejor amigo.
 
Pero eso solo dura hasta que uno de los dos cambie de empleo.
 
Amigo es aquella persona que llama para preguntar si tu estas necesitando alguna cosa.
 
El Ex-colega que parecía amigo es aquella persona que tu llamas para pedirle alguna cosa, y él te manda decir que por el momento no te puede atender.

Durante su carrera, una persona normal tendrá la impresión de que hizo un millón de amigos y apenas media docena de enemigos.
 
 Estadísticamente, eso parece óptimo. Pero no le es.
 
La 'Ley de la Perversidad Profesional' dice que, en el futuro, cuando tu necesites ayuda, es probable que quien más pueda ayudarte será uno de aquellos pocos enemigos.

Mucho cuidado de intentar perjudicar a un colega de trabajo; Mañana o más tarde tu puedes depender de él para alguna cosa! 

Por tanto, profesionalmente hablando, y pensando a largo plazo, el éxito consiste, principalmente, en evitar hacer enemigos.
 
 Porque, por una infeliz coincidencia biológica, los pocos enemigos son exactamente aquellos que tienen buena memoria.

"En la naturaleza no existen recompensas ni castigos. Existen consecuencias."

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.

Lo que opinas sobre nuestras publicaciones, es una motivación para seguir compartiendo contigo.

Novedades en tu Mail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner