Ads 468x60px

14 de noviembre de 2011

¡Demián, apareciste!

Pasaron casi seis años, desde aquel día en que dejaste tu morada para salir en busca de nuevas aventuras, otros amigos y ver si acaso en el camino, encontrabas al que partió antes que tu.

Estabas, la última vez que te vi, en un edificio de la Avenida Arce, mostrándote ufano con aquel cartel de libre en la solapa, mientras esperabas que llegará la persona con quién iniciarías tu aventura y, entonces, llegó él, recuerdo que cargaba una alfombra, te miró y, cual si fueras un amigo de siempre, te llevó y sólo los vi perderse por el garaje del edificio aquel.

Imaginarás cuan grande fue mi sorpresa cuando, hoy, al abrir la bandeja del correo electrónico, me encontré con el título de un mensaje que decía: "Saludos, tengo a Demián" y, claro, no era el anuncio de un secuestro, por el contrario, fue el preludió para un montón de recuerdos sobre aquella locura emprendida por un grupo de blogueros, que se atrevieron, soñadores ellos, a hablar y organizar la liberación en Bolivia.

Sí, el día que tu partiste "libre al fin" a recorrer el mundo, partieron también otros y luego hubieron otros que como tu emprendieron el viaje y fueron vistos por última vez, por quienes tomaron la decisión de dejarlos partir, en distintos puntos de las ciudades de Bolivia, es que aquellos locos persistieron durante un tiempo más en su afán liberador.

Pero, deja que comparta contigo y los amigos, el mensaje de Claudio Teijeiro, amigo tuyo que seguramente recordarás pues, por lo que cuenta, estuviste con él hasta no hace mucho. Y mira que no imaginé cuan lejos llegarías, cuando salimos, la última vez juntos, aquella mañana de casa:
Hola!! me imagino que si sigues con este mail será una sorpresa enterarte, recién de Demián (HH)... Bueno, te platico que conversando con un amigo, hace unos años, le platiqué que me encantaría leer Demián de Hesse (justo yo andaba leyendo El Lobo Estepario), en eso su novia salió con este libro, y la verdad me encantó la coincidencia, más con un libro hecho para "liberarse". Por x motivos yo no empecé ese libro en ese entonces (2008) y me fui a vivir a Buenos Aires, despues retorné a Bolivia y ahora me vine a vivir a ciudad de México, entre los libros que traje estaba Demián, que por cierto lo acabo de liberar.

Pues eso, gracias por la obra, me gusta mucho la narrativa de Hesse, espero tengas más novedades del destino del libro (ya que a mi también me gustaría saberlo)

Saludos!

Claudio Teijeiro

Grande es, Demián, la alegría que siento al haber recibido noticias tuyas y saber que estás, por el mundo, haciendo realidad aquello que ese grupo de blogueros soñó y buscó plasmar diciendo que:

Esto de liberar libros suena a liberar palomas que siempre debieron volar en libertad

Un abrazo fraterno, querido amigo y espero seguir recibiendo noticias tuyas.

Novedades en tu Mail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner