Ads 468x60px

3 de julio de 2012

Yo vengo de los sesenta

"...década brillante y heroica que cambió al mundo, años en los que Sandro enloquecía a las muchachas y la policía a los muchachos, casi como ahora…"

Potente y cálida se filtra, por los parlantes, la voz del Indio Gasparino, inundando la habitación con su canto y el alma con su recuerdo. Recuerdo que a un año de su forzada partida, nos trae a la memoria, las noches de bohemia en que nosotros, jóvenes venidos al mundo en los sesenta, compartíamos sus canciones. Canciones grabadas de la radio en casettes celosamente custodiados, que solíamos entonar, aprender, discutir, sentir; acompañados de una, dos... varias tazas de té con té, en nuestras habitaciones de estudiantes. ¿Te acordás Manfredo?

¡Ese tema es de Alberto Cortéz! Saltaba uno de los paisanos al escucharte cantar “…no soy de aquí, no soy de allá, no tengo edad...

No pues, hermano, retrucaba el otro, para luego ufano comentar que era un tema tuyo que Cortéz lo hizo famoso (que hizo famoso a Cortéz decía alguno), afirmación que, claro, era celebrada con un ¡Salud! Dando lugar a que saliera de su chamarra el casette con los temas del: Lo Cabral no quita lo Cortez, que presuroso insertaba en el tocacintas, para ser gustado degustando la siguiente ronda del cálido té con té.

¡Caray Facundo! Cuantas noches pasamos compartiendo tus canciones, imaginando cómo habrá sido el momento en que te plantaste frente al carro de Perón para ¡pedirle trabajo… No limosna! Como afirmaba, mientras encendía su pucho, el paisano que había escuchado la historia en el programa del “como se llama…” imaginando a Sara, tu amada madre, camino a Tierra del Fuego.  ¿Te acordás Galletitas?

Y ahora que ya no compartimos con los amigos, ahora que los ochenta quedaron lejos y los amigos nos dispersamos,  suena una vez más:

"Vengo pateando tachos, desde Avellaneda silbando bajito a un costado de la vía…"

El estribillo que entonamos muchas veces a coro, mientras nos recogíamos pateando latas de cerveza dejadas al costado de la acera, esquivando a la fama que poco nos interesaba entonces, intentando imitarte, sintiéndote entonces como ahora ¡Nuestro!.  Felices de haber logrado que nos prestarán el último casette, que no lo teníamos, con la promesa de copiarlo ipso pucho y devolverlo, en cuanto nos encontremos, el lunes en la U.

Forzada fue tu partida, pero nos queda tu presencia hecha canción, mientras esperamos el momento en que volvamos a encontrarnos allá dónde tu abuela y la mía están alimentando las gallinas que, luego, sacrificarán para el picante del domingo.

Chau, chau, chau nos volveremos a ver…

¡Chas... gracias Facundo ...por todo, por ser y estar!

Entrevista realizada por PLA VENTURA al maestro FACUNDO CABRAL.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.

Lo que opinas sobre nuestras publicaciones, es una motivación para seguir compartiendo contigo.

Novedades en tu Mail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner