Ads 468x60px

12 de septiembre de 2013

Septiembre 11 de 1959

No hay comentarios.:
Sí pues, ya se que hablaron y mostraron imágenes hasta el cansancio de lo ocurrido en fecha 11 de septiembre del 2001 allá en el norte, y en 1973 más por aquí en nuestras latitudes.

Pero claro,  nadie comentó nada sobre la fecha del título, y no voy a decir que fue debido a que no recuerda un evento mundial, lo dejaremos en que desconocían nomas, lo entonces acontecido.

11 de septiembre de 1959, es el día en que vio la luz por vez primera, el primer nieto de mis abuelitos José Murillo y Segundina Jurado y es el día en que conocieron a su primogénito, mis tíos Luis Adolfo Murillo y Miguelina Balcera.

Sí pues, ¡viste como engranaste...! Estoy hablando del nacimiento de mi querido primo Luis Miguel, conocido y querido personaje del pago y sus alrededores, "el Pataco".

¡Felicidades che Lucho! 

No hermano, nunca me olvido, es que no lo hice antes para no interrumpir los recuerdos de las otras fechas que, por supuesto, no fueron nada felices como seguro fue tu llegada a este mundo, con un aterrizaje perfecto en Tupiza el pueblito encantao.

6 de septiembre de 2013

Y seguro que puede más...

No hay comentarios.:
A estas alturas del siglo XXI, podría apostar que si estás leyendo esta entrada seguro es que tienes uno de estos, es más quizás hasta estés leyéndola en uno de ellos.


Es que no sabes lo que te perdiste hasta que tienes uno. El mio es este que ves al costado y para que es decir, tenerlo me cambió la vida (o casi), en serio pues, por ejemplo, con el puedo sacar fotos de prácticamente todo: las parrilladas que hacemos en casa, los manjares preparados por Angelita, recuerdos de la familia, las farras con los amigos, letreros ingeniosos o mal escritos, el sol y la luna, carros mal estacionados, y en fin, lo que se te ocurra mientras no esté reñido con la moral y las buenas costumbres (¡Ja!). 

Por supuesto que también puedo filmar las guitarreadas con los paisanos, para después subir los vídeos a YouTube so pretexto de compartirlos con la paisanada en Facebook, cuando lo cierto es que frotándose las manos, el "dobende" que llevo dentro está diciendo "...pa' que se chupen de envidia los que no fueron".

Antes de tenerlo, cuando navegando por la Web encontraba una lectura interesante, la imprimía y metía en la mochila para leerla de camino al laburo o retornando a casa. Ahora ya no, la descargo y convierto a pdf para leer luego con ayuda de Documents To Go, no importa sin son dos páginas o un libro completo.


¡Bah! en realidad, eso era antes de encontrar la forma de convertir los documentos pdf en libros electrónicos (ebooks), lo cual es ¡otra cosa mariposa! nada más simple que acceder a pdf4kindle.com, buscar y seleccionar el archivo que quiero convertir y lo tengo en formato pdf , ver rápidamente si en las noticias hablan de uno (es que nunca se sabe cuando sucederá, pero llegará el día en que seas famoso) y... ¡zas panchita! te avisa que la descarga del libro resultante se ha completado, sugiriéndote muy sutilmente realizar una donación de $5 si estás contento con el.

Q'ara zapato como es uno, a falta de guita para donar, veo que hay de interesante en los productos que publicitan e ingreso a dos de ellos que me llaman la atención. Total que por lo menos así, entrará algo a su alcancía por la visita realizada al o los anunciantes puesto que estos no pagan por ver el afiche de pasada sino por acceso a su sitio Web.

Y ¡listo Calixto! sólo resta pasar el documento en formato "mobi" al smartphone que es como se llaman en inglés estos bichos, para poder leerlo con ayuda de un lector de libros electrónicos. De momento este servidor utiliza FBReader, que cumple a la perfección con su cometido de brindarte una lectura placentera, para lo cual permite entre otras cosas, definir el tamaño de la fuente, realizar búsquedas y si lo cierras, cuando vuelves a abrirlo te muestra la página donde te quedaste. ¿Se puede pedir más ? Claro que si, al fin que pedir no cuesta nada.

Si te gusta la lectura (o te obligan a leer) haz la prueba de convertir los textos a formato pdf primero (si es que no lo están ya), y luego a "mobi", para leerlos en tu móvil o tableta, puesto que son artefactos que también sirven para leer y otros menesteres, o acaso pensaste que sólo son para Webear, enviar mensajes  o cascarle unos jueguitos. 

Por ejemplo, mira que con motivo de la promulgación de la Ley de Servicios Financieros, la cual por razones laborales se constituye en objeto de lectura permanente (por lo menos hasta que uno la aprenda de memoria) y que me hicieron llegar en formato pdf, la convertí a "mobi" y ahora la tengo disponible para leerla o consultarla desde el teléfono, sin importar que llueva, truene, haga frío o calor; siempre y cuando no se apague porque alguien se olvidó de cargar la batería.


Ya che, si te convenciste y quieres tener la Ley 393 de Servicios Financieros, para leerla desde tu smartphone, puedes descargar el archivo desde el repositorio de documentos del Quintacho, FBReader lo obtienes en Google Play y ya sabes que si deseas convertir algún otro documento de pdf a mobi, eso es chancaca para pdf4kindle.com, claro que existen otros servicios y herramientas que hacen lo mismo, y este no es un post patrocinado por nadie. 

Y sí, seguro que este teléfono mio y el tuyo también, pueden hacer mucho más, así por ejemplo: Mmm... bueno, luego te cuento que más.

Novedades en tu Mail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner