Ads 468x60px

30 de noviembre de 2013

Tremenda sorpresa

...fue la que se llevó Julia Rosa, al llegar a su casa, el pasado sábado 23, ingresar a la sala, encender la luz y ser recibida con el grito de ¡Sorpresa! que emitimos quienes nos encontrábamos allí para festejar su cumpleaños y no importando cuantas veces repitiera "pero que es esto, ...no lo puedo creer, no es posible tanta alegría" y otras sentidas frases que salían desde lo más hondo de su ser, tuvo que creerlo porque sí era y sí estábamos allí.
Haz clic sobre las imágenes para verlas en mayor tamaño
Es que Julia Rosa, nunca se imaginó que su esposo y sus hijos hubieran organizado, a sus espaldas y con la mayor discreción, la visita de sus hermanos y hermana para que después de muchos años pudiera pasar ese día con ellos. Así es que, Fernando y Luis Alberto llegaron de Cochabamba, Lía y Carlos de Tupiza y fue una conspiración tan bien montada que algunos de ellos le llamaron como si tal cosa por la matina para felicitarla, otros hicieron que Julia Rosa creyera que se habían olvidado de ella y su onomástico, para lo cual omitieron la tradicional llamada de larga distancia y el Wilfred su esposo, hasta se mandó en los días previos, una supuesta riña conyugal.


Abrazos y risas mezclados con el llanto y asombro fueron el preludio de una bonita fiesta para la cumpleañera, con mariachis incluidos, a la que tuve la suerte de ser invitado por mis hermanos primos tíos (así es, sin comas y es una historia de familia que tal vez te cuente luego).

Faltó a la cita José Antonio, pero todos entendimos que la distancia es a veces un obstáculo difícil de superar, Colombia no está a la vuelta de la esquina ¿no ve?, pero igual estuvo con nosotros en los recuerdos y el cariño que brotó a raudales.

No saben el gusto que me dio compartir con estos parientes míos, hijos de mis queridos y siempre recordados tíos Felipa y Santiago que forjaron semejante familia tan querida en el pago Tupiza y en su barrio Villa Fatima, allá dónde su casa era la parada inexcusable al retornar de Palala o Remedios.

Me encontré con ellos luego de muchos años y sirvió para conocer y reconocer a los nuevos miembros de la familia Ruíz Anachuri, que ahora tiene muchas más ramas con nuevos apellidos incorporados y hasta cuenta con un tigre en sus filas.

¡Churo, pa' que es decir...!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.

Lo que opinas sobre nuestras publicaciones, es una motivación para seguir compartiendo contigo.

Novedades en tu Mail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner