Ads 468x60px

6 de septiembre de 2014

De mis paisanos II

No hay comentarios.:
Finalmente, llegó el esperado día en que se inauguraría y empezaría a funcionar la bomba de agua, ubicada a un lado de la plazuelita de Villa Lourdes y cómo no, el encargado del discurso era el honorable Alcalde Municipal de ese entonces.

Empezó enumerando lo complicado que era para quienes visitábamos el camposanto, con la intención de dejar unas flores y una oración para los seres queridos que nos antecedieron, con baldes, latas o bidones en los cuales se llevaba el líquido elemento. Lo cual no sería en adelante necesario, pues a nuestra llegada al cementerio el agua estaría disponible allí, para lo que fuera menester.

Prosiguió, recordando el esfuerzo que representaba para la comuna el realizar obras, considerando que ésta tenía por entonces, como fuente de ingresos únicamente lo que aportaban los ciudadanos (como recordarán por aquellos años ni siquiera se soñaba en que algún día llegaría la Participación Popular).
El discurso llegaba a su fin y emocionado el señor Alcalde concluyó con un enfático:

"¡...porque ya no es vida, la vida que llevan nuestros pobres muertos sin agua!"

Novedades en tu Mail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner