Ads 468x60px

12 de junio de 2016

De mis paisanos VI

No hay comentarios.:
Por: Cristóbal Vargas Choque
(Madrid)
Eran altas horas de la noche, cuando un grupo de amigos terminó, con ganas todavía de continuar la farra, ante las puertas de un velorio.

Ante tan oportuna ocasión y tomando en cuenta que otrora el velatorio de los restos del difunto se realizaba acompañado de deliciosos ponches o "té con té", les traicionó el entusiasmo y cuentan los paisanos de Telamayu, que luego de haber rezado los tres padrenuestros de rigor, con sus respectivas ave marías y glorias, el que oficiaba de "cura", ofreció sus ruegos a la familia doliente y ante el gracias compungido, el muy despistado, emocionado seguro al ver la bandeja llena de tacitas de ponche que se aproximaba, lanzó un sonoro ¡Viva Bolivia!, al que todos los presentes, con la excepción obvia del cadaver, respondieron ¡Qué Viva!

Luego, se produjo un silencio sepulcral, seguido de risillas culposas acompañadas del tradicional ponche de canela.

Novedades en tu Mail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner