Ads 468x60px

30 de noviembre de 2016

Un Raid a las Alturas (Primera “Media” parte)


Por: Carlos Choque López
El: 24/11/2016
Una circunstancia especial hizo que vaya a la ciudad sede de gobierno, resultó una experiencia enriquecedora, me encontré con amigos queridos después de muchos años, con algunos, décadas podría decir y a otros, los incorporé como nuevos amigos.

Eso pasó en las vísperas del evento social al que fui invitado, coincidió mi estadía con la del maestro “Willy Alfaro”, como no podía ser de otra manera nuestro emérito presidente de Acción Nacional Chicheña, “Alvarenga” (aprovechando su estadía), organizó una peña benéfica para un paisano y de paso, “Morfó” unos tamalitos, luego un Kasauchu y… como suele hacerlo con mucha frecuencia (al menos eso es lo que muestran en forma gráfica sus reportes, en cuanto acontecimiento haya se hace presente para degustar dichos manjares, ojo; si alguna vez alguien organiza un concurso de comidas regionales, les sugiero que lo nombren jurado, creo que es la persona idónea para tal evento).

Bueno, anécdota al margen, resulta que fui a la oficina de mi gran amigo, a recoger mi invitación para el acontecimiento al cual fui invitado, “Matriqui” (en traducción del “Cura Terán” sería: es la unión de dos personas de distinto sexo, que después de haber pasado vicisitudes propias de una pareja, deciden de común acuerdo o por la urgencia de que el “pobre angelito” sin querer queriendo, llegue a un hogar bien constituido y con el pan bajo el brazo, (“contraer nupcias” o casarse diría un experto en estas lides, don “Rabano”), para así evitar habladurías de personas que no tienen otra cosa mejor que hacer, más claro echale agua, aunque ahora está escaseando no?, sino pregúntenle a mi amigo Luis “Blasucho” Sivila cómo sufren por Irpavi, pero si les sirve de consuelo nuestro gobernador cruceño está dispuesto a mandar cisternas con el líquido elemento a cualquier parte del país, (acá no hace mucha falta, los nacidos en occidente nos podemos estar arreglando con nuestro sudor para higienizarnos pariente, diría el “Tripa Lozano”, que dicho sea de paso está un poco más voluminoso, no le vendría nada mal traspirar un poco).  En fin, otra vez me fui al Caraj...

Don Goyo Loza
Al punto “escribidor”, me diría el “Kachamozo” Mallon, con esa agudeza y frialdad al momento de realizar una entrevista propia del corresponsal de ANCH. Y yo como soy obediente sigo con lo mío... Llegue entonces, a las oficinas de la consultora de mi gran amigo, Edgar Eustaquio Gilberto Barea Altamirano (que nombrecitos se gasta mi amigazo), más conocido como “Pollo”, los más íntimos le decimos “Tololo”, dicho sea de paso el menor de sus hijos ese día defendió su tesis como Ingeniero Civil en la UMSA, obviamente aprobó como no podía ser de otra manera, con nota alta y como el pibe no toma, mi amigo “canalla” decidió hacerlo por él y nos fuimos a la peña, la idea era ir a ver que tal estaba, ahí nos encontramos con algunos paisanos: El “Tavo Romano”, no lo reconocí al principio tenía la cabellera y los mostachos “plateados”, (el Pataco diría: de changuito descargaba harina, por eso le quedó la cabellera blanca igual que a mí). También nos encontramos con el “Pato” Careaga (otro que está aumentando volumen corporal), el Raúl Gallo (sigue igualito), el “Chino” Loza acompañado de su viejito, nuestro experto en tratamiento de “Basura” Jampiliris, Richard Ruiz y familia, Luchito Sivila y Sra., el “Profe Murillo”, "Cayitos Quintacho Muyiyo" y otros “Cara Conocidas”.

Ahí, lo conocí al amigo Roberto “Negro” Yañez o “Bizcocho” como les dicen a sus hermanos, un personaje el hombre, que según él era Especialista en Logística de Alimentos y bebidas (camarero circunstancial o mozo a buen entendedor) no tiene que faltar hielo en las mesas para los comensales decía y cada tanto, venía a la mesa y se mandaba un “chuflaycito” y de paso nos contaba anécdotas, por ejemplo nos dijo que su viejo era “Técnico en recepción y archivo definitivo de recursos humanos” (Sepulturero, en Kunza sería “Churo” Panteonero) ¿qué tal?, una joyita el “negro”, cuando vertía un comentario, más del 50% de las palabras eran de grueso calibre, una alpargata a su lado nuestro crédito “Material” Illanes.

Fuimos por “una medita” de Casa Real Negra y terminamos con “una y medita”, nos fuimos a “media” fiesta y “medio” mareados.

Ese día, también conocí al verdadero “Puncas”, pariente de los “Cherros” (él sostiene que el verdadero “Cherro” era su padre), un buen tipo, actualmente en la reserva pasiva de las fuerzas del orden (Policía), es decir “Jubilado” como el “Guatapique”, además es auditor y trabaja con mi amigo “Pollo” Barea en la consultora de la cual es socio, obviamente, como no podía ser de otra manera le pregunté por qué el mote de “Puncas” y me dijo sin despeinarse...
De “chango” cuando vivía en Ferro Caja, al frente de mi casa había una señora que vendía “pencos” (esas delicias que solíamos comer de chicos), un día fui con dos amigos y le dije a la doñita: me vende “Puncas” por favor.
Los grandes personajes de la Nación Chichas que lo acompañaban eran nada menos que el Gran “Coreano” y el “Chigua”, imagínense, semejantes talentos no dejaron pasar la oportunidad para ponérselo como apodo.

Los Mal Paso (algunos)
Como siempre pasa, los hermanos menores heredan los apodos de los mayores y ésta no fue la excepción. Yo conocí al otro “Puncas”, (hace mucho tiempo pasó a mejor vida, “se jue pa no volver”, diría el “muerto” Ocampo), era un pibe flaco de melena risada, los amigos le cargaban y le decían “León de circo pobre” (pura melena y b...), era un personaje, hacia dupla con otro celebre amigo “Armandito Barroso” que en algún momento llegó a ser “el Pimer hijo de la provincia”, cuando su señor padre fungía de Subprefecto, hoy seria Subgobernador, (yendo un poco más lejos diríamos que fue “Primer hijo de la Nación Chichas”, si lo permite nuestro “Soberano” Lic. Tarcaya). En otra ocasión me referiré a estos amigos, que junto a su agrupación “Mal Paso” hicieron historia y “plata” con la organización de la elección de la cholita del carnaval, (habilosos los mozalbetes).

Bueno, la peña estaba poniéndose en su punto caramelo, todos alegres bailaban al compás de la música del Doctor “Rebenque” y nosotros como “caballeros” que somos, nos tuvimos que retirar a “media” fiesta, pues teníamos el compromiso del matrimonio del otro gran amigo, ese relato lo dejamos para publicarlo en la próxima “media” publicación (en resumen me salió todo a “Medias”).

A propósito, agradezco a todos los amigos y contactos por sus “Comentarios” y “Me Gusta” que me hicieron llegar, igualmente a los nuevos por haberme aceptado como contacto, me motiva para seguir narrando con humor anécdotas propias y ajenas, ya les va a tocar no se preocupen (Atte. El “Escribidor”).

Saludos.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.

Lo que opinas sobre nuestras publicaciones, es una motivación para seguir compartiendo contigo.

Novedades en tu Mail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner