Ads 468x60px

10 de febrero de 2017

Así son y los aguantamos...

Voy a contar algo que me contaron sobre una cooperativa telefónica que además presta el servicio de televisión por cable, de la misma no diré el nombre hasta el final del relato, porque seguro vos capo, adivinarás (casi sobre el pucho) en el transcurso de la lectura, sobre cual de las cooperativas del país, trata esta entrada, que dividiré en cuatro partes (sí dale, ve a servirte un café para leer luego, con calma).

¡Pero no seas jodiu che..!, deja que por lo menos escriba el primer párrafo.

¡Metiche siempre es este acompañante caracho! Pero bueno, cual si cueca fuera, se va la primerita...

I.-
sin previo aviso, se encontraron en la casa que el canal de noticias internacionales se encontraba sin señal y recordaron el trino del Quintacho por la mañana (obvio microbio, por Tuiter), que anunciaba "Chakatau #CNN...", pero no le dieron mucha importancia, total que servicio de cable usará pues él, pensaron.

Sin embargo, al día siguiente se percataron que no era solo ese canal el que mostraba la colorida pantalla y la preocupación empezó cuando el canal en el que disfrutaban con Sheldon Cooper y su pandilla, estaba ocupado por un canal con nombre de ladino mamífero.

Y es que éstos, cambian nomas la grilla, el rato que mejor les place sin importarles las preferencias de los usuarios del servicio de televisión por cable.

II.-
De pronto, la dueña de casa, cliente del servicio de telefonía, empezó a tener problemas con las llamadas entrantes, tal era que el (los) aparato(s) telefónico(s) sonaba(n) una vez y... ¡zas panchita, se cortaba la llamada!, situación que se repetía una y otra vez.


Como las personas confiamos en las empresas que prestan los diferentes servicios y más aun si se trata de una cooperativa de la cual eres socio (te crees dueño ps), discretamente le consultó a su esposo si el arreglo que hizo para la extensión de la cocina no sería el origen del problema.

¡Pero, joder mujer, si lo único que hice fue asegurar bien los tornillos que dan soporte al aparato!, quiso responder él, pero se lo guardó y propuso desconectar cada uno de los aparatos (uno a la vez) para llamar desde el celular y verificar si esa era la causa de las llamadas perdidas. Con lo cerca que están los carnavales, tampoco es cuestión de pelear ahora -reflexiono para sus adentros- y procedió a realizar la citada prueba.

Y claro, como el esposo supuso, por ahí no venía la mano, de modo que acordaron llamar a la cooperativa y consultar con ellos que seguro saben más que el esposo que al final de cuentas sólo es un...  bueno eso, pero las ciencias administrativas y económicas qué tienen que ver con los teléfonos ¿no ve?

El punto es que llama la señora a la empresa (sí cooperativa dije, pero ¡déjame variar un poco che!), hizo la consulta y como era de esperarse (no, no dijeron lo que estás pensando), le contestaron... "seguro el cable está pelado en algún lado y hace tierra" y que la solución era cambiar el cable, para lo cual , pasarían al día siguiente por la casa.

Llegaron los operarios de la cooperativa el día siguiente, hicieron el cambio de cable con un costo módico y... ¡listo calixto, problema resuelto!, situación que fue comunicada con alborozo por vía telefónica, al esposo, que contento celebró con su cónyuge la resolución de tan incomodo tema, que pudo ocasionar una pelea en vísperas de las carnestolendas.

III.-

Llega el esposo a la casa y la que no hace mucho por teléfono sonaba contenta, le comenta a bocajarro... "¡No hay Internet!"

- Pe, pe, pero si esta mañana estaba bien... ¿y ya han llamado a la empresa? (otra empresa).

- Sí, dicen que no saben que puede ser y que van a venir a revisar mañana... quizás.

- ¡Joder che..! ahora ps, voy a tener que gastar nomas mis datos pa conectarme al guasap y al feis -fue el pensamiento de él ante semejante tragedia, que hasta le hizo perder el apetito. Y es que puede no haber agua para al morfe, pero que no haya "wayfay" es catastrófico, para algunos...

Así que esa noche, el consumo de Internet a través de los móviles de la familia se vio ostensiblemente reducido, porque no es cuestión nomas, de descargar todo lo que llega al "guas" y al "feis" usando datos, como cuando estás conectado al "wayfay".

Al día siguiente, salió él rumbo al laburo recomendando previamente, llamar a la empresa para que vengan a revisar que pasó con el servicio (otro día sin "wayfay" y me olvido que no es viernes y me voy a cascarle unos chuflays, seguro fue su pensamiento).

A mediodía se encuentra con la esposa -porque acordaron almorzar afuera- y surge la inevitable conversación:

- "¿Cómo es vidita llamaron?
- Si, ya vinieron y dicen que era el cable que estaba cortado.
- ¡Mmm..! ¿Lo harían los que vinieron a ver lo del teléfono?
- Sí, cuando comenté que vinieron a arreglar el teléfono, dijeron que siempre les hacen eso.
- ¡Caray, estos malandros! ¡Cómo pues hacen semejante fechoría!

IV.-
Por si acaso, la cadena de eventos narrados no fuera suficiente para que la pareja protagonista de esta entrada y los socios de la cooperativa, cuyo nombre seguro ya adivinaste, le pongan alas al supuesto capital que tiene en forma de acciones de la misma, a tiempo de escribir esta entrada recuerdo que en las noticias anunciaban:

"Impuestos instruye el remate de inmuebles embargados a..."

¿Adivinaste el nombre?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.

Lo que opinas sobre nuestras publicaciones, es una motivación para seguir compartiendo contigo.

Novedades en tu Mail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner