Ads 468x60px

21 de septiembre de 2017

Luis Miguel es un hijo de...

1 comentario:

...la Nación Chichas

Por: Carlos Choque en La Bitácora del Escribidor
El: 15/09/2017
 Hay personajes extraordinarios, únicos a veces, que por cualidades que resaltan o simplemente por azares del destino, logran mantenerse en el tiempo con una popularidad en ascenso permanente, respaldados por su carisma y dotes de gran ser humano, para corroborar estos conceptos halagüeños, algunas precisiones...

“Quien no ha comido un Sándwich de Matambre o Puca capas de don Pataco, no conoce Tupiza”, decía una frase que le rendía tributo a nuestro homenajeado en el “feis”, con muchas muestras de afecto en los comentarios de los amantes de las redes sociales:

“El Pataco es de todos” sostiene su gran amigo “Foco” Ángel Freddy Ramírez, haciendo alusión a su inclinación y fanatismo por varios cuadros deportivos, locales, nacionales e internacionales, ni hablar en política; “es un queda bien” remata este “Danubio” amigo.

“Amante de las Mascotas”, no se sabe a ciencia cierta si los canes o él, son “el amigo fiel”, pues su devoción por los animalitos es inconmensurable. Hay algunos que sostienen que sus mascotas se alimentan mejor que él, sino, cómo se explica que ellos estén más fornidos que el susodicho, dice con nostalgia el “Perrito” Herman (yo también quisiera tener un amo igual que el Pataco, sentencia).

Amigo incondicional (“siempre listo”, cual Boy Scout del escuadrón del profesor Juan Vargas), dar una mano solidaria a quien lo requiera es “su lema”, futbolista y raquetero en el ámbito deportivo, cosechó logros importantes para la Joya Bella (en raqueta categoría Seniors).

En fin, podría seguir enumerando acciones que lo pintan de cuerpo entero a este singular personaje que ya pertenece al legado de la Gran Nación Autónoma de los Chichas. Luis Miguel Murillo Balcera es su nombre y quedará registrado así en la historia, mi apreciado amigo.
Con sorpresa vi salutaciones por su onomástico, desde varios días atrás, (día 11 del presente mes, más precisamente, a los despistados amigos les recuerdo que don “Luismi”, nació un 15 de septiembre de 1959, según consta en su certificado de nacimiento), pero como es “un queda bien”, no se atrevió a aclararles, al contrario les agradeció por el gesto, un capo el “chunino”, le gusta que lo mimen y halaguen. El año pasado para esta fecha especial escribí lo que sigue, vale como regalito.

Don pataquito (así le dicen las nuevas generaciones).

Nacido en las postrimerías de la década del cincuenta, único varón de la familia, consentido de doña Miguelina (su madre), de niño un “truhan” (con todas las connotaciones que tiene la palabra, traducido seria: Llok'alla Huaso), las quejas de los damnificados llegaban como clientes del restaurante a su casa, donde atendía comensales su “Santa” Madre, hoy le dirían niño “hiperactivo”.
Bueno, su adolescencia no fue diferente, pero sí con un aditamento peculiar, era un “galán”, al igual que los demás integrantes del grupo que formaron, denominado “los Gitanos” (entre ellos el “Negro” Sandy, galán "for export" que radica en el país del norte, cuando actualiza su foto de perfil, hay muchas amigas que todavía suspiran por él, un grande mi negro amigo, Fernando). De duración efímera el grupo, como todos eran “galancitos” no podían convivir, pues todos querían sobresalir, entonces, para evitar problemas (solución salomónica), decidieron tomar rumbos diferentes.

Así, nuestro galán amigo fue a reforzar a otra agrupación juvenil: “Los Danubios” (buenos para el trago eran, cómo le “metían” estos pibes, dice un integrante de esa agrupación que en esa época no tomaba, “Willy Leandro”, más conocido como Wichilas, gran futbolista él. Aun así, en básquet nadie les ganaba a estos machines, remata).
Desde jovenzuelo empezó a trabajar, recuerdo que era “manual” (hacía de todo) en un nosocomio local , era más fachero que los galenos y algunos pacientes le decían “doctor”. Trabajó allí unos cuantos años, luego, como su “curriculum vitae” no le favorecía se fue (le rajaron).

No fue un padre precoz “por poquito”, diría un relator deportivo conocido, de hecho ya tenía elegidos los nombres de sus gemelos: Luis Miguel y Luis Gregorio, se llamarían (lastimosamente no nacieron).


Inquieto y con ganas de progresar, decidió irse a la hermana República Argentina (Salta fue la ciudad que lo cobijó), después de unos años volvió a su patria (a hacer patria, dice), conformó su familia como todo hombre de bien, tiene tres hijos, nietos también, con los cuales anda “chocheando” y vive feliz a su manera.

Una gran persona, noble, solidario como pocos que conozco, dispuesto a ayudar al que lo necesite (me consta), puede dejar de hacer lo que sea por sus semejantes, comparte lo que tiene, no lo que le sobra, yo soy afortunado de tenerlo como amigo y disfruto de su compañía cuando tengo la oportunidad de estar con él (seguro estoy que todos los que le conocen comparten lo que digo).

Su popularidad ha rebasado las fronteras de la naciente “Nación Chichas”, todo el mundo le conoce como “Pataco”, cuando llegan personalidades del ámbito artístico, deportivo, político, etc., se sacan fotos con él y todos los que ven preguntan ¿quién es esa persona que se saca fotos con el Pataco? (imagínense, opaca a cualquiera, es un capo).

Para mí es un exitoso y un ganador innato, voy a sostener mi concepto con la siguiente anécdota; cuando uno llega atrasado a algún evento deportivo, pregunta: Che ¿quién está ganando? y todos contestan “el Pataco”, está vendiendo todo lo que trajo, el único que gana es él, siempre es así, dicen con una sonrisa a flor de piel. ¿Qué tal?

Un pequeño homenaje a mi amigo Luis Miguel (Chunino, Sandro, Rober Defor, Pataco, Uchullajua, entre los tantos apodos que tiene), podría escribir un libro con todas las anécdotas que tiene, hoy está anotando un punto más a su favor (actualizado a estos tiempos diría: está de cumple¡¡¡¡) y quiero felicitarlo a mi manera, “don Luis Miguel” (como le dice mi hijo), muchas felicidades en este día especial para ti, que Nuestro Creador, te de mucha salud y fortaleza, para que puedas cosechar todas las cosas buenas que sembraste y haces, disfruta de la vida como lo sientas, merecido lo tienes, recuerda que estás cada vez más cerca de cobrar tu “bono dignidad”, recibe un fuerte abrazo mi amigo de la vida.

Saludos.
(Comente y comparta si le gusta).
Gracias mil Carlitos por tan lindo homenaje. La verdad mis cumple son los más largos de todos y eso se lo debo a mi querido padre "Luis Adolfo Murillo de la flor clavel y pensamiento para servirle a usted en cualquier momento", resulta que yo nací el día 11 de septiembre y él se puso a festejar la llegada de este satanás y cuando se acordó me asentó en el Registro Civil el día 15 de septiembre y esa es la razón. Mi querida amiga del alma Dayana Pety Alfaro me dice: hasta en esto tienes suerte.

Gracias hermano que Dios te bendiga.

Luis Miguel Murillo Balcera.

11 de septiembre de 2017

El Gordo Mendoza

No hay comentarios.:
Jorge "Gordo" Mendoza

Lo conocí cuando en la fila para comprar pan, el gordo saludó a mi madre:

-Buen día Doña Amalia.
-Buen día hijo- le respondió mi madre.

Mis diez años madrugadores para recoger el pan intentaron abrazar a un nuevo hermano, pero calculé que mis pequeños brazos no alcanzarían el propósito.

Lo vi luego, comprando en la "Librería Renacimiento" y mirando de reojo en el patio interior, al Conjunto Teatral "Nuevos Horizontes".

Parrillada entre periodistas
Cuando nos alejamos del Pago, él tenía un lugar importante entre los periodistas y reporteros de Palacio de Gobierno. Cuando le pedí que hagamos una entrevista al recientemente fundado Departamento de Cultura de la Prefectura de La Paz, con su acertado conocimiento del: pasado reciente, el complicado presente, y el futuro incierto (Alfredo Ovando-Juan José Torres-Hugo Banzer), me respondió que él estaba dedicado al reportaje Político y no a la Cultura. Mi modestia de Director de Folklore de la Prefectura intentó abrazarlo, pero calculé que mis adultos brazos no alcanzarían para abrazar al Gordo Mendoza.

Un día volvimos a encontramos en la Plaza Murillo, él ya no tenía la reportera en la mano, ni su libreta de apuntes y caminaba al ritmo de la nostalgia de los años en que buscábamos recuperar la Democracia. Entonces pude abrazar, de cuerpo entero, a ese hermano que el año 1962, me enseñó mi madre.

3 de septiembre de 2017

La bicicleta del Nilo

No hay comentarios.:
Treinta y siete años transcurrieron desde  1979, cuando Horacio Ferrer y Astor Piazolla hicieron rodar "La bicicleta blanca",  hasta el 2016, en el cual vimos (y oímos) a  Shakira y Carlos Vives pedalear "La bicicleta" en ritmo de ballenato.

Años en los que Martín Buscaglia cantó la "Oda a mi bicicleta" y León Gieco al "Ángel de la bicicleta", Juan Luis Guerra recorrió "el Niagara en bicicleta" y Ricardo Arjona fue "a la luna en bicicleta".

Café Tacuba, Alkilados, LemonGras, Los Borja y  Kanaku & El Tigre, no se quedaron atrás y cada cual en su estilo y con ritmos diferentes, hicieron lo suyo y le dedicaron también, una canción a "la bicicleta".
Pero, si creíste que sobre bicicletas ya todo estaba cantado, no contaste con Ramiro Pérez Briceño (el de los bravos chicheños) que, de Tupiza el pueblito encantao llegó con muchas historias bajo el poncho y ahora, pedaleando "la bicicleta del Nilo" viene a darles la zurda a los antes nombrados.
Ramiro Pérez Briceño, la bicicleta del Nilo
¡Que tal metal!, tremenda canción con la que a tiempo de rendir un agradecido homenaje al amigo que le enseñó a tocar la guitarra y como para no contradecir aquello de que cosa sería son los Pérez, Ramiro nos lleva junto a los niños a cangrejear por Bolivar, para luego mostrarnos cómo rumbo a Tambillo con la imilla en la parrilla, el mozalbete tenaz pedalea en busca de un desahogo para sus calores de adolescente.
Disfrutemos juntos y comparemos a continuación el canto de Ramiro con las interpretaciones de Ferrer, Shakira y Carlos Vives, así como de Gieco, Guerra y Arjona y si acaso te intriga lo que líneas arriba dije de ellos, busca en Youtube a: Café Tacuba, Alkilados, LemonGras, Los Borja y  Kanaku & El Tigre.

La Bicicleta Blanca (Horacio Ferrer y Astor Piazzolla)

La bicicleta (Shakira y Carlos Vives)

León Gieco - El Ángel de la bicicleta 

Oda a mi bicicleta - Martín Buscaglia

Juan Luis Guerra - El Niagara en bicicleta

Ricardo Arjona - A la luna en bicicleta

Novedades en tu Mail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner