Ads 468x60px

1 de septiembre de 2019

La Trascendente Obra del Conjunto Teatral Nuevos Horizontes y Liber Forti en Tupiza

No hay comentarios.:

Por: Prof. Edgar Murillo Huarachi
Divulgador Histórico
de los Chichas y Tupiza

IMAGEN CULTURAL DE TUPIZA, NUEVOS HORIZONTES Y LIBER FORTI
Liber Forti
Cortesía: Alfonso Gumucio Dagron
En los tiempos que nació Nuevos Horizontes, Tupiza tenía una tradición cultural, literaria y artística tan notable como cualquier otra ciudad de Bolivia. Era una ciudad receptiva a todas las influencias culturales. Del sur recibía la migración humana y los saberes de la Argentina; al este compartía las inquietudes culturales de Tarija y Sucre; hacia el oeste estaba comprometida en el tránsito económico y humano con Chile; por el norte tenía un contacto social y económico estrecho, especialmente con los centros mineros asociados en el “Grupo Quechisla”.

También era una ciudad especial por su composición social integrada por indígenas rurales, obreros, mineros, clase media y alta citadina, quienes convivían en armonía y consagradas a la elevación y servicio de los demás. El nivel cultural era óptimo, distinguiéndose educativamente el elevado porcentaje de alfabetos y actividades colectivas traducidas en obras culturales y de solidaridad. A su interior existía un núcleo selecto de personas respetables aficionadas a la lectura, letras y ciencias, las mismas que contagiaban con entusiasmo tendencias dirigidas al cultivo del arte y la cultura, cuya característica general se consagraría en la historia como principal atributo de la sociedad tupiceña.

Además, Tupiza tenía experiencia teatral representada por antiguos grupos locales y visitas artísticas de conjuntos argentinos, así como en ese tiempo por el Sindicato de Ferroviarios que presentaba obras de teatro; el Club The Strongest donde sus socios tenían la “Sección Arte y Cultura” con dos elencos teatrales. Existía la Radio Chorolque, el Teatro Municipal Suipacha, edificios, casas, colegios y escuelas, espacios que estaban dedicados entre otras actividades a participaciones teatrales. Este clima y disposición teatral, según conceptos propios del Conjunto, favoreció decididamente a la aparición y funcionamiento de Nuevos Horizontes.

Es así que el 1 de mayo de 1946, un grupo de inquietos y capaces tupiceños tuvieron el acierto de confirmar la fundación del “Conjunto Teatral Nuevos Horizontes” en homenaje al significado que representa el Día del Trabajo. A partir de esa fecha y desde Tupiza, este Conjunto marcó historia artística no sólo en Bolivia, sino en América y el mundo. Su obra se proyectó en el tiempo a través de tres objetivos fundamentales: Primero, motivar e impulsar a sus componentes, amigos y personas interesadas hacia la práctica del teatro, la radio, televisión, el periodismo, la literatura, pintura, música y otras artes; Segundo, presentación de obras de teatro de alta calidad que las realizó en Bolivia, Argentina y Chile; Tercero, publicación de impresos propios sobre temas de teatro que informaban el contexto local, nacional e internacional sobre labores teatrales.

Un cartelito
El principal personaje fue el humanista Liber Forti, fundador y director de este teatro. Nacido el 19 de agosto de 1919 en Tucumán-Argentina, llegó a Tupiza siendo aún niño siguiendo a su exiliado padre Don Mario Forti que había instalado una imprenta y librería en Tupiza. Es en estos años de infancia que transcurren en Tupiza, donde Liber conviviendo con compañeros de su edad, inicia sus primeras teorías de pensador social, así como su vocación y formación artística. Después de una ausencia en la Argentina y con ideas más profundas retorna a Tupiza en 1945 y gracias al ambiente cultural que encuentra se manifiesta contribuyendo a la Fundación del “Conjunto Teatral Nuevos Horizontes”. En Tupiza, Liber canalizó y profundizó sus inquietudes hasta alcanzar en Bolivia gran prestigio como analista ideológico, hombre de cultura, teatro y asesor sindical. Este intelectual después de una larga trayectoria, dejó de existir en Cochabamba el 12 de marzo de 2015 a la edad de 95 años.

Sobre Nuevos Horizontes y Liber Forti en Bolivia y otras partes del mundo, varios especialistas y un sin número de impresos, han generado una extensa gama de estudios enfocados desde diferentes puntos de vista valorando la obra que desarrollaron. Esta destacada obra traducida en valores, acciones y actitudes, honra no solamente a Bolivia, sino es también motivo particular de extraordinario orgullo para el pueblo de Tupiza que les dio cuna y hospitalidad. En su estadía permanente de 15 años, 1946-1961, así como acciones expansivas realizadas en años posteriores, dejaron en Tupiza un extraordinario sello de identidad, un legado trascendente y profundo que hoy su sociedad recuerda y reconoce con gratitud.

LOGROS ALCANZADOS EN TUPIZA
En forma previa, es importante reproducir por gratitud y reconocimiento algunos recuerdos esenciales de Nuevos Horizontes, en sentido que fueron dos amigos y hermanos, Tito Romano y Lucho Cano, argentino el primero y uruguayo el segundo, quienes desde un principio y en Tupiza fueron los verdaderos artífices del Conjunto, al haber brindado su capacidad y empeño a la obra común de Nuevos Horizontes.

A los 73 años de la Fundación del Conjunto Teatral Nuevos Horizontes y a los 100 años del Nacimiento de Liber Forti, corresponde por lo menos brevemente, rendir homenaje a estos exponentes del arte y recordar la profunda huella que lograron dejar en Tupiza.

LOS VALORES MORALES FUERON Y SON LA PRÁCTICA RELEVANTE DE NUEVOS HORIZONTES
Una idea fundamental que primó en su organización e hizo posible su actividad, fue otorgar a los valores morales un significado profundo en su existencia. De manera que para sus tareas artísticas integraron en una sola unidad al espíritu del ser humano, a la moral, al arte y la cultura. Estos valores implicaban libertad de pensamiento, solidaridad con el prójimo, honestidad y particularmente compromiso social con las clases más sufridas. La gente de Tupiza por tradición y como una manera de atender sus necesidades ya había incorporado estos valores dentro de sus funciones sociales.

En consecuencia, Nuevos Horizontes en un ambiente propicio, reforzó el sentimiento moral del pueblo de Tupiza y coincidieron en priorizarlo para la formación y educación individual de sus habitantes. Esta inquietud en forma permanente y participativa, era reflexionada en improvisadas mesas redondas en la llamada “Caverna”, un espacio de la librería e imprenta de Nuevos Horizontes a poco pasos de la Plaza Independencia de Tupiza, donde cada noche sus miembros, artistas nacionales y extranjeros llegados y simpatizantes del pueblo, se reunían en un ámbito humano fraterno para hacer una autocrítica de las funciones cumplidas.

Lo singular fue que ciudadanos e instituciones de Tupiza, convinieron en que estos códigos traducidos en “justicia y equidad, sentido del deber, diferenciar entre el bien y el mal”, eran a la larga los más convenientes para la buena educación de sus hijos y la rectitud de su sociedad. Los más sensibles a estas prácticas, especialmente a los valores de “solidaridad y confraternidad”, fueron los componentes de Nuevos Horizontes que los asumieron como parte de su cultura y forma de vida, cualidad extraordinaria que los distinguió como buenas personas en sus relaciones sociales y profesionales.

El conocimiento y el uso de estas normas morales que estaban de acuerdo con la tradición de Tupiza, es uno de los legados más preciados que dejaron Nuevos Horizontes y Liber Forti, tanto y particularmente en sus componentes como también en la educación de la sociedad tupiceña.

NUEVOS HORIZONTES Y LIBER FORTI FORMARON DESTACADOS INTELECTUALES Y ARTISTAS
Según apreciaciones, una de las mejores obras de Nuevos Horizontes en Tupiza, es el vital impulso que dio a sus componentes locales, nacionales y extranjeros hacia las diversas prácticas técnicas y teóricas relacionadas con la literatura, preparación y presentación de tareas teatrales. A través de estas prácticas y experiencias, sus miembros encontraron la canalización de sus aptitudes personales que les valió para que después busquen sus propios proyectos de vida y sobresalgan con atributos específicos en el ámbito artístico nacional y extranjero.

Esta labor no sólo abarcó a sus integrantes directos, sino que implicó a otras personas externas de valía que de una u otra manera estuvieron en comunión con Nuevos Horizontes. El principal animador en este aspecto, fue Liber Forti que en sus contactos de confraternidad y a través de sus fuertes aptitudes culturales y como forjador de ideas fue el estimulador para que en unos nazcan y otros refuercen sus labores difusoras y sean en el tiempo personalidades, artistas y escritores respetables y de gran prestigio.

Como fruto de este noble trabajo, Bolivia y especialmente Tupiza, tienen numerosos personajes representativos que han trascendido y sobresalido tanto a nivel nacional e internacional dando imagen y prestigio a su tierra natal y constituyen la mejor prueba y ejemplo de esta producción. En la memoria de Tupiza, quedan nombres y apellidos de la generación que perteneció a este Conjunto. Se pide disculpas por no incluir algunos nombres por motivos de trascendencia u omisión involuntaria.

Una primera mención corresponde a los hermanos Barrientos, Ivan, Godofredo y Adalberto, fundadores del Conjunto y que lograron en Tupiza un avance cultural cualitativo y ser sus principales exponentes con proyecciones artísticas nacionales; Alipio Medinaceli, también fundador y que como hombre dedicado a la radio y al periodismo contribuyó mucho al desarrollo de estas artes en Tupiza y Bolivia; José María Cortés y José García Murillo que dentro de sus propias capacidades humanas e intelectuales y como fundadores ayudaron a la realización y aspiraciones de este Conjunto.

Alfredo Domínguez Romero 
Entre otras figuras y con mención especial se encuentra Alfredo Domínguez Romero, que gracias a ser miembro nato de Nuevos Horizontes y a consejos positivos de Liber, se convirtió en un gran guitarrista, cantautor, pintor, caricaturista y grabador de fama nacional y mundial, hasta ser reconocido como “uno de los diez guitarrista más grandes del mundo” y ser declarado en Bolivia “Personaje del Siglo XX”. Constituye para Tupiza su mejor exponente artístico.

Otro tupiceño Gastón Suárez, un novelista que conoció como miembro el sentir de Nuevos Horizontes y escribió varias obras alcanzando renombre al ser distinguido por su obra “Vértigo” el “Primer Premio Alcaldía de La Paz”; por “Mallko” lista de honor “Premio Hans Christian Andersen” en Dinamarca; Colombia “Premio Literario Convenio Andrés Bello”; España declarado “Texto Oficial de Estudio”. Otro consagrado a la influencia de Nuevos Horizontes Oscar Vargas del Carpio que con sus poesías e interpretaciones de sentir chicheño, actor de teatro, periodista, hombre de radio y otras funciones públicas, alcanzó fama y prestigio en su tierra natal y Bolivia.

Luís Rico Arancibia 
Luís Rico Arancibia, que se inició en Tupiza y con Nuevos Horizontes como actor de teatro y después de cine, cantautor de exitosa trayectoria que le valió para ser distinguido en Bolivia como “Embajador de Nuestra Música en el Exterior” y ser galardonado con el “Premio Nacional de Cultura” 2013. Al lado de este tupiceño y en pintura se encuentran Antonio Toro y Ernesto Ángelo colaboradores técnicos del Conjunto,de gran talento artístico con obras maestras de pintura y exposiciones nacionales y extranjeras. Luego, Gastón Aramayo que al impulso de Nuevos Horizontes se convierte en un excelente expositor en Teatro de Títeres, trascendiendo en Perú, Venezuela, más otras giras internacionales por Europa, la India y Japón.

Oscar Vargas del Carpio 
Otros tupiceños son Javier Alfaro excelente miembro y último Director de Nuevos Horizontes en Tupiza y que acompañado de su esposa María Elena Burke siguió apoyando al teatro cuando se traslada a Santa Cruz, donde se encontraba Eduardo Armendia (Kilibarda), abogado, periodista, empresario, con distinciones en el exterior, cuyo talento se formó en Nuevos Horizontes. A Santa Cruz y por persecución política llegó Cesar Romano un buen colaborador del Conjunto que sobresalió por sus aportes técnicos y culturales al teatro; Eduardo Cassis, Tomás Úzqueda, Ramón Villegas actores en varias actuaciones escénicas en Bolivia. También Cecilio del Callejo de enorme presencia original en teatro; Juan Alfaro (Juancho), dibujante y caricaturista que empezó su oficio en el Boletín del Conjunto, hasta convertirse famoso por sus caricaturas humorísticas en varios medios de prensa y exposiciones nacionales; Carlos Burke, actor, poeta, escritor de libros y de gran presencia periodística nacional.

Perico Rivas
"Perico pillawa" por Lumen Auza
En tareas artesanales de Nuevos Horizontes y que respondieron con capacidad a su éxito, se encuentran los tupiceños: Fernando Cruz que se distingue especialmente en el manejo de la imprenta del Conjunto y que aún al presente la mantiene en funcionamiento; Pedro Rivas (Perico) personaje singular perito en poner escenografía a las actuaciones teatrales; Humberto Rivas, Israel Jurado, y Arturo Martinez, técnicos en sonido y alumbrado en escenas de teatro; Juan Barroso que apoya incondicionalmente a todos los proyectos de Nuevos Horizontes; Milo Ivanovich y Raúl Iñiguez de acción generosa que prestaron apoyo moral y económico a integrantes y familias del Conjunto.

Humberto Vacaflor
Por otra parte, se tiene a dos grandes tupiceños dedicados al periodismo que comprometidos con los ideales de Nuevos Horizontes y charlas amenas con Liber Forti, hoy realizan una fecunda labor de estudio, dirección y crítica periodística en Bolivia. Se trata de Juan Carlos Salazar del Barrio que ejerció el periodismo con éxito en Argentina, Centroamérica, Cuba y España, en Bolivia Agencia de Noticias Fides, fundador del Diario Hoy, Director del Periódico Página Siete, catedrático universitario y autor de libros. Humberto Vacaflor Ganam, Periodista Económico Nacional y Extranjero, llegando a trabajar por sus excelentes condiciones en Radio el Mundo de Buenos Aires y la BBC de Londres; corresponsal de varias agencias extranjeras informativas, autor de libros y columnas, distinguiéndose en Radio Panamericana de La Paz y otros medios en espacios críticos económicos, sociales y políticos.

Estos son los singulares personajes tupiceños y quizás uno que otro que escapa a la memoria, los que fueron influenciados y siguieron el pensamiento de Nuevos Horizontes y Liber Forti y cuya trayectoria es de enorme valía por su entrega a los quehaceres culturales de Bolivia y Tupiza.

OTROS APORTES EXTRAORDINARIOS

Juan Carlos Salazar
En Tupiza, en los espacios de Nuevos Horizontes compartiendo amistad y las amenas conversaciones con Liber Forti, se dieron cita un sinnúmero de personas llegadas del interior y del extranjero, quienes inicialmente al amparo del espíritu que vivieron en este ambiente intelectual, se convirtieron en grandes representantes de la cultura y el arte en Bolivia.

Se tiene por ejemplo al argentino Leo Redin que formó familia en Tupiza y su magnifica labor teatral la desplazó luego a Potosí, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Washington; Lalo Lafaye,argentino que se inició en Tupiza como hombre de radio y teatro para después convertirse en una gran figura de la televisión nacional; Silex Forti, también argentino que gracias a su trabajo multifacético consolidado en Tupiza, logró éxitos artísticos en el país y el exterior; Orlando Sacha actor argentino que continúo su carrera en Lima actuando en radio, televisión, teatro y cine.

A lo anterior, se agregan otros nombres nacionales que lograron alcanzar un alto rango artístico en el país y el extranjero respondiendo al ambiente brindado por Nuevos Horizontes: Carlos Cervantes, Claudio Marañón, Juan Oroza, Ismael Vedia, Fernando Capriles, Eugenio Murillo, Hugo Sánchez Careaga, Edgar Ávila Campero, Pepe Arellano, Teresa Sierra, Hugo Alvarado, David Santalla Daza, Orlando Huanca, Juan José Diez de Medina, Monett Servant, Roberto Mollinedo, Héctor Terrazas, David Mondaca, Fernando Illanes, Germán Calderón, Pepetus Aramayo, Gonzalo Sánchez, Cacho Mendieta, Carmen Vivado, Morayma Ibañez. Todos ellos de brillante tradición cultural en Bolivia que captaron y enriquecieron la sensibilidad y calidad artística de Nuevos Horizontes.

De izquierda a derecha: Édgar Ramírez, Simón Reyes, Juan Lechín, Liber Forti, Félix Calderón, Víctor López y Guillermo Dalence ex dirigentes de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia y de la COB.
Un significativo aporte realizado particularmente por Liber Forti, es que se vinculó a la Central Obrera Boliviana como Asesor Cultural y desde ese puesto cultivó una franca y honda amistad con Juan Lechín Oquendo, colaborando durante años a la disposición moral institucional de la COB de ser siempre solidarios y mantener los principios de independencia, libertad y justicia. En este campo, se encuentra el chicheño Víctor López Arias, de reconocida trayectoria en el movimiento obrero boliviano como Secretario de Cultura de la Federación de Mineros hasta ocupar el máximo cargo de este organismo. Este último personaje, tuvo que ver con Nuevos Horizontes en su formación cuando el Conjunto y Liber visitaban las minas realizando actuaciones teatrales.

A este aporte, se suma el legado que dejó Nuevos Horizontes en otros grupos teatrales a través de contactos e impresión de boletines y revistas que fueron “Las Primeras Publicaciones de Teatro en América Latina”, también su proyecto de autogestión, más la incorporación de sus compañeros, fueron motivos decisivos para que surgieran y se consoliden diferentes conjuntos latinoamericanos de teatro, destacándose en Bolivia: Cooperativa de Radio y Televisión en Cochabamba y La Paz; El Teatro de la Prefectura de La Paz; Teatro Universitario San Andrés La Paz; Proyecto Nacional de Talleres de Educación por el Arte (TEA); Fundación Cultural Nuevos Horizontes sede Cochabamba; Teatro Pueblo de Tarija; el actual y reconocido Teatro de los Andes en Yotala-Sucre que sigue las huellas de Nuevos Horizontes y señala al respecto “Nuestro camino de hoy fue abierto por ellos”. Así como la implementación de Bibliotecas Teatrales en diferentes ciudades del país.

Por todas estas contribuciones de carácter nacional y continental por parte de Nuevos Horizontes y del generoso soñador Liber Forti que tuvieron resonancia desde Tupiza, es que instituciones y personalidades han emitido juicios y opiniones que consagran a esta ciudad como: “El Milagro de Tupiza” calificativo dado por el periódico Ultima Hora; “Fenómeno Tupiceño” valoración del periódico El Diario; y el mejor elogio dado por el conocido escritor René Zabaleta Mercado que le dio el titulo de “Tupiza, Capital del Teatro Boliviano”. Además, Tupiza fue declarada por la UNESCO “Capital Cultural de la Juventud”. Son distinciones que han quedado definitivamente en Tupiza como parte de su patrimonio cultural.

Por su parte, Nuevos Horizontes recibió una condecoración en oportunidad de cumplir sus 50 años de labor que dice: “El Ministerio de Relaciones y Culto de Bolivia-Gran Maestro de la Orden Simón Bolívar- Confiere el grado de Comendador de la misma, al Conjunto Teatral Nuevos Horizontes y le expide el presente diploma”. Mes de agosto de mil novecientos noventa y seis años. Sin embargo, el verdadero sentido de valoración a esta obra, actualmente la están dando diversos medios de comunicación social, dramaturgos, directores, críticos del teatro y otros intelectuales que hacen conocer y distinguen el significado profundo de los actos humanos y culturales de este Conjunto.

Si bien estos testimonios son una constancia histórica que valoran a Nuevos Horizontes y asocia a Liber Forti, debe considerarse y reflexionar que aún falta mucho para honrar la memoria, existencia y obra de gran valor de este grupo humano singular que significó que sean los “Campeones del Teatro en Bolivia” y aportaron mucho para el patrimonio, desarrollo y engrandecimiento cultural del país y de Tupiza.

Novedades en tu Mail

Ingresa tu dirección de correo electrónico y recibirás nuestras publicaciones en tu casilla:

Recuerda confirmar tu registro en el mensaje que llegará a tu dirección.
Es un servicio de FeedBurner