Ads 468x60px

4 de enero de 2021

La Plaza Mariposa

En las islas flotantes el 2014
Los viajes que hice con mi mamá, que no fueron tantos como debieron, tenían un encanto especial porque hubieron momentos en los que me contaba cosas de su infancia y juventud, de los abuelos y la bisabuela, así como de anécdotas y recuerdos de Tupiza el pago querido, al cual las circunstancias de la emergencia sanitaria que a todos nos afecta, le impiden volver hace más de un año.

Pero, volviendo al tema, recuerdo que fue en uno de esos viajes, allá por 2009, que mientras contaba sobre las rosas que antaño adornaban la Plaza Independencia, comentó "...y tiene forma de mariposa..."

Frase que (obvio, microbio) llamó mi atención y al pedirle explicación al respecto, me hizo notar y percibir cómo cada una de las partes de la plaza por la que tantas veces transitamos al derecho y al revés, con música de retreta y sin ella, solos  o acompañados, sobrios o embriagados por la alegría del año nuevo o carnaval; si la pones en perspectiva, efectivamente tiene, paques decir, la forma de una mariposa.

No critiquen y recuerden que
haciendo clic sobre las imágenes
podrán ampliarlas para verlas mejor.
Me propuse entonces que, algún día, escribiría sobre ella para hacer saber a quienes como yo, transitaron por ella sin notarlo, el encanto adicional de su forma, difícil de percibir desde el aire por lo tupido de los añejos árboles que la habitan y desde el llano porque... ¡Bah! porque tampoco se puede ps.

Más fácil pensarla que hacerla resultó la iniciativa que quedó en un intento de dibujo puesto sobre la imagen de una mariposa (¡Ja! Ya imagino en las bancas de la plaza, las lenguas filosas/venenosas de los viejos mirones/criticones, cómo ps tan viejo no va saber dibujar en la compu, diciendo... así como otras cosas que seguro leeréis en el "feis").

Pero ahistá, cuando algo tiene que escribirse las condiciones se dan en algún momento, (como sucedió con el artículo sobre Alfredo, Blas y Mr. Atlas)  y con alegría encontré el año pasado que el paisano y amigo Carlos Freddy Barea Montellano, arquitecto de profesión publicó un artículo titulado justamente "LA PLAZA DE TUPIZA ES UNA MARIPOSA", genial relato que precedida por los planos de la Plaza Independencia de Tupiza, en blanco y negro, así como a color, narra su historia y describe los detalles de su arquitectura.

Emocionado por el hallazgo y la lectura del artículo, sobre la que posiblemente sea la representación más grande de una mariposa en el mundo, inmediatamente escribí al tocayo para solicitar su autorización de publicarlo en el blog,

No obstante, y como para darles más leña a los viejos antes mencionados (que seguro hablarán además, de La Vieja), tuvieron que pasar otros seis meses y llegar un nuevo año, para que finalmente comparta con ustedes esta nota que refiere al espacio más importante, visitado y transitado por propios y extraños de "Tupiza el Pueblito Encantau":

LA PLAZA DE TUPIZA ES UNA MARIPOSA

Copia del plano con color de
la Plaza Independencia de Tupiza
Diseño único en el mundo en la época Republicana. Durante la Colonia, en la gran mayoría de las ciudades americanas fundadas, se impuso como modelo de Planeamiento Urbano el llamado “Damero Colonial”, trazado hipodámico ortogonal, que organiza una ciudad mediante el diseño de sus calles en ángulo recto, creando manzanas rectangulares, donde las plazas eran el centro de la ciudad o centro del poblado, alrededor de las mismas se encontraban todos los edificios que albergaban actividades Políticas Institucionales, Religiosas, Administrativas y otras. El modelo clásico de plaza colonial, se caracteriza por tener diagonales peatonales que convergen hacia el centro de la misma, donde se construyen fuentes o estatuas, este patrón se consolidó en las plazas de la época y se conservan como parte del patrimonio arquitectónico en la mayoría de las ciudades latinoamericanas.

Copia del plano original de
la Plaza Independencia de Tupiza
La Iglesia Matriz de Tupiza fue construida en el año 1897 y la demolición de la capilla colonial permitió ampliar la plaza, un acogedor espacio cerrado con mucha vegetación del lugar y la inclusión de plantas exóticas, recorridos peatonales construidos con materiales del lugar, en esta plaza se colocó el monumento de Don José Avelino Aramayo (1809 - 1882), que fue inaugurado el año 1909 por su hijo Félix Avelino Aramayo, años posteriores es quien encarga el diseño de la Plaza a un Arquitecto Italo-Argentino (copia de plano adjunto), de nombre desconocido, que seguramente inspirado en la gran cantidad de mariposas multicolores y de gran tamaño que tenían su hábitat en la campiña tupiceña, diseña una plaza en forma de MARIPOSA, en esos tiempos única en el nuevo y viejo mundo. En base a este proyecto se van realizando modificaciones hasta consolidar su ejecución el año 1941. 
Descripción del proyecto de la plaza en forma de mariposa: en la cabeza se encuentra ubicada la estatua de bronce de Don Avelino Aramayo, mirando al norte como observando al Bonete donde se encontraban ubicadas sus minas, para no quitar visibilidad toda la vegetación ornamental era baja, en el cuerpo de la mariposa un gran jardín y al centro una sencilla fuente de agua de estilo renacentista construida con cerámica veneciana en tonos degrade de azul a celeste y al centro una fuente de bronce también traída desde Europa, en ambos espacios laterales tres alas simétricamente dispuestas que son los jardines, donde se plantaron arboles, arbustos y flores multicolores, exóticos arboles fueron traídos desde Norte América y Europa (estos se fueron plantando en la anterior plaza), y sumando a la vegetación propia del lugar, se logra emular los colores de una mariposa. 
Las vías peatonales definidas y delimitadas por vegetación, los pisos revestidos con piedra canteada, se cambió la iluminación con los actuales postes y pantallas. Seguramente muchos no podemos apreciarla al caminar por sus caprichosas curvas (mal llamadas diagonales), pero si podemos imaginarla. 
Carlos F. Barea M.
En el año 1995, la Honorable Alcaldía Municipal de Tupiza licitó el proyecto mal denominado “Remodelación de la Plaza Independencia de Tupiza”, con una propuesta que modificaba la concepción inicial del diseño, nos adjudicamos la ejecución de la obra en la modalidad de precio mas bajo y se pudo intervenir oportunamente en la corrección de la propuesta a ejecutar. La atinada colaboración del Prof. Juan Mogro (+), en ese entonces miembro de la Sociedad Arqueológica de Tupiza, proporciona una copia del plano original del Arquitecto Italo Argentino, valioso documento que nos permitió elaborar una nueva propuesta de “Restauración de la Plaza Independencia”, la misma fue presentada , expuesta y aprobada en todas sus instancias, para ejecutar la obra con carácter de restauración parcial en lo referente a obras civiles, manteniendo la vegetación existente. 
En la actualidad nuestra Plaza conserva el concepto del diseño de una hermosa mariposa, al pasar los años la vegetación ornamental ha cambiado, las manchas multicolores fueron desapareciendo y se van introduciendo elementos arquitectónicos fuera de contexto, de acuerdo a la concepción del diseño. Sin duda alguna, estos reconocimientos también merecen espacios preferenciales por su importancia y jerarquía.
Presento a ustedes esta pequeña síntesis informativa. 
Arq. Carlos Barea Montellano
P.D. Saludos a la Profe “CHINCHI” Defensora del Patrimonio Arquitectónico.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.

Lo que opinas sobre nuestras publicaciones, es una motivación para seguir compartiendo contigo.